lunes, 29 de septiembre de 2014

Nueva entrada en abraça'm mama

Como ya sabéis he abierto un nuevo blog con el nombre abraça'm mama (abrázame mama).

Hoy he escrito una nueva entrada en él y me encantaría que me dierais vuestra opinión y me siguierais desde allí a partir de ahora si os apetece. 




Un besazo para todas

lunes, 22 de septiembre de 2014

¡No te pierdas mi nuevo blog!









¡Este es el nombre y logo de mi nuevo blog y mi nuevo proyecto que os invito a conocer y participar!


He estado muchos días sin aparecer por aquí  y espero que me disculpéis pero ha sido por una buena razón: estaba trabajando en mi nuevo blog.


Este blog ha sido mi lugar de aprendizaje y mi hogar 2.0 durante ya mas de dos años. He conocido mucha gente increíble, muchas madres maravillosas y he logrado ayudar con el sueño de los peques a muchas familias ya. ¡No sabéis lo feliz que me hace poder decirlo!


He decidido abrir un nuevo blog porque creo que yo ya no soy la misma que abrió este sitio y, a vida nueva; blog nuevo. 

Quiero en esta nueva web hablaros de muchas cosas (además del sueño). Estoy estudiando e intentando crear una red apoyo entre padres y madres que deseen acompañarme en el camino y estoy segurisima de que ahí vais a estar vosotros.


Se que es un coñazo  ahora tener que volver a suscribiros a otro blog, volver a pinchar al seguir, pero, os aseguro que no os arrepentiréis. 


¡Pinchad en la imagen y venid a conocer mi nuevo blog y seguidme de nuevo desde ahí!


Gracias a todos por recorrer este camino conmigo. 


lunes, 9 de junio de 2014

My little book box

Hoy os traigo, por primera vez en la historia de éste blog: ¡propaganda! 

Antes de nada deciros: Nadie me regala nada ni me pagan absolutamente nada por esta entrada pero creo mucho en el producto del que hoy os quiero hablar y no necesito que nadie me pague para darlo a conocer. 
                         Soy novatilla en el asunto y no se si lo venderé como se merece pero allá va...




Conocí my little book box a raíz del blog de "la gallina pintadita". Me encantó al instante y en seguida me puse en contacto con la empresa para acabar de informarme.
Me atendió una chica muy simpática y fue muy atenta y amable. Me informó sobre el funcionamiento de dichas cajas y me ayudó a decidir cual coger. 

¿Que es my little book box? La idea de my little book box es fomentar la lectura de una forma divertida y amena para toda la familia. ¡Contar y leer cuentos nunca fue tan divertido!  
Son cajas para niños de hasta 8 años que te llegan a casa. En ellas siempre recibes un cuento, una guía de lectura (super importante) y material para tres manualidades relacionadas con el tema del libro. 
Puedes escoger la caja según la edad de tu hijo y si llamas ellas te ayudan a elegir con mucho gusto. 

¿Como funciona? Puedes suscribirte para recibir las cajas cada mes durante el tiempo que tu escojas, pero no tendrás compromiso de permanencia, es decir, que puedes pausar tu suscripción cuando quieras.
Cada día 25 te enviarán un mail y te informarán sobre la caja que tienen preparada para ti y tu hijo y tu decidirás si deseas recibir la caja o no, al igual que también podrás optar por cambiar la caja por otra según tu interés. La virtud de estas cajas es que tienes total libertad y tu decides absolutamente todo sin ningún compromiso. 

Nuestra experiencia: Mi primera caja la recibí el mes pasado. Yo escogí para mi peque el libro "¡no interrumpas, kika!"
A mi me encantó y creo que a mi hija aun le gustó más. Se lo leí varias veces intentando poner en práctica varias de las ideas que me aconsejaban desde la guía de lectura.




El libro: Cuenta la historia de una gallina a la que le encanta que su papá le lea cuentos antes de ir a dormir, pero kika ya se conoce todos los cuentos de memoria y es inevitable para ella interrumpir a su padre y salvar a caperucita del lobo y a hansel y gretel de la bruja. 

Su padre, ya cansado y aburrido de tanto contar cuentos interrumpidos sin lograr su propósito de dormir a su querida hija kika decide que ahora será ella quien explique los cuentos mientras él descansa....

Las manualidades: Es una de las cosas que más disfrutó Paula. La actividad que más le gustó fueron los tres cubos de dibujos. 

Tuvimos que montar tres cubos. En cada cara del cubo venia una imagen. La idea era tirar los cubos al suelo e inventar una historia según la escena que nos había tocado. Al principio nos costó un poco (sobre todo a mi que voy escasa de imaginación) pero luego le vas pillando el gusto y te salen las historias hasta por las orejas. 





Si os apetece seguiré escribiendo de vez en cuando sobre las cajas que me van llegando. 

Os animo a coger la vuestra y disfrutar de la lectura con vuestros retoños en casa de una forma divertida. 


Desde este blog podéis acceder a la pagina de my little book box y además os lleváis un 5% de descuento poniendo mi código promocional (llorar). 
(evidentemente para eso sí me llevaría una pequeña comisión, no os engañaré, pero estoy segurísima de que quedaríais satisfechas con la compra).

Yo misma pedí poner este banner a mi blog, porque creo que en el producto que os enseño. 



miércoles, 4 de junio de 2014

Guerras y etiquetas maternales

Ya he hablado de esto en varias ocasiones, podéis leer un poco de lo que pienso aqui y aqui, pero sigo dándole vueltas al asunto sin poder evitarlo.

A veces me chirrían los oídos al escuchar a algunas madres pro-crianza con apego o crianza natural criticar a aquellas que crían con... ¿con desapego?

¿Porque si tu crías con apego como crían las demás familias?

Los libros sobre crianza con apego se han convertido en una biblia de la educación familiar para algunas madres (no digo todas). Muchas veces parece que formen parte de un complot sectario y competitivo que no mira precisamente por el bien de los hijos sino que lucha por el premio nobel a mejor apegada del mundo. Da la sensación de que en vez de dedicarse a criar a sus hijos y cuidar de las necesidades de éstos tal y como ellas mismas predican estén más pendientes sobre cual es más madre por dar más pecho o portear con más ahínco. 

Damos por asumido que en este país o se cría con apego o estamos desapegados al punto en que nuestros hijos no son besados, acunados, amados, mimados e incluso son "maltratados" por dormir en cunas, jugar en hamacas, pasear en cochecito, o tomar leche de formula.

Según William sears la crianza con apego supone entender las necesidades del bebe y ser flexibles para adaptarnos a ellas atendiendo sus demandas sin demora.
Según él, es la forma de criar natural que todos los hombres usan: instinto y razón.
La crianza con apego se basa en 8 principios con la idea de fomentar una crianza saludable y el propósito de éstos es ser una guía cumplida de forma creativa. La idea es encontrar el equilibrio entre el sentido común y lo instintivo.

La lástima es que la verdadera crianza con apego (creada por un hombre coherente) haya degenerado en una versión dictadora y poco indulgente de 5 mandamientos incuestionables para algunos detractores:





- lactancia materna a demanda y hasta los dos años como mínimo.

-Colecho sea a disgusto o no.

-Porteo allá donde vayas.

-Responder al llanto al segundo.

-Y jamás gritar y ni mucho menos pegar.




Vaya por delante que defiendo la lactancia materna como la mejor forma de alimentar a nuestros hijos y crear vínculos de afecto con ellos, que me encanta el porteo y jamás critico a la madre que comparte cama con su hijo y esta claro que odio pegar, gritar y dejar llorar a los bebes (aunque no niego haber caído en la ofensa de subir el tono en alguna ocasión).

Una cosa es la indudable necesidad del bebe a ser acunado, cuidado y protegido y otra muy distinta es que la única forma de conseguirlo sea mediante esos cinco mandamientos. 

Muchas de éstas madres (repito: no todas), solucionan todas las cosas de las mismas maneras y dan por hecho que a todas las madres les va a funcionar porque eso es lo mejor (según ellas) para nuestros bebes, todo lo demás es pura basura:

si tu hijo de dos años, que dormía bien hasta ahora, tiene pesadillas por la noche, te dirán que te lo metas en la cama, que es un proceso madurativo y que cuando esté preparado se irá de tu habitación. Cuando quizás podríamos indagar un poco más e intentar encontrar la raíz del problema y poder solventarlo desde la real necesidad del niño (una película que recuerda con terror, un cambio en su entorno familiar...)

Si tu hijo llora te dirán que necesita que le des pecho, o lo cojas en brazos cuando quizás lo que le pasa es que esta sobre estimulado y necesita que le apartes de la escena durante unos minutos para que se relaje.

Se han olvidado del sentido común y la razón para solo creer en 5 normas que no dejan lugar a maniobra. Han alimentado una forma de pereza mental que ni el instinto más mamífero puede intervenir.

¿De verdad creemos que solo la que da pecho, colecha y portea cría con apego? ¿De verdad creemos que solo por eso estamos apegados a nuestros hijos?
William sears nunca jamás dijo que debíamos compartir cama si queríamos criar con apego aunque es cierto que lo defiende y esta a favor de ello.

Colechar, dar de mamar, usar trapos de porteo o pañales de tela debería ser tratado solo como decisiones personales (muy respetables) pero no como una forma de crianza. Y mucho menos como la crianza más apegada y perfecta del mundo, porque la madre perfecta no existe, y ¡menos mal!

La realidad es que la maternidad siempre será un foco de críticas, ya sea que des pecho o biberón, ya sea que compartas cama o duermas por separado y ya sea que pegues un grito o hables con delicadeza.

La pena es que existan estas guerras entre nosotras mismas, las mujeres, las madres....las mismas que nos quejamos de críticas somos las primeras que ponemos en duda la validez de otra madre... Una pena y una realidad....

Etiquetar la maternidad no beneficia a nadie y creer que existen normas universales e inflexibles para cada bebe, cada madre y cada familia entorpece más que ayuda.


P.D: Lo que cuento lo he visto y lo he vivido y reivindico mi derecho a cuestionar dichos actos de según que personas.


miércoles, 21 de mayo de 2014

Semana mundial por el parto respetado

Esta semana es la semana mundial por el parto respetado.
Se están llenando las redes sociales de posts interesantes sobre el parto y yo quisiera aportar mi granito de arena mediante mi pequeño espacio bloggero porque como ya sabéis, deseo que la información llegue a cuantas más madres mejor.

En este caso yo lo haré bajo mi lema NO ES LO MISMO.



Porque no, no es lo mismo dar a luz de forma respetada que hacerlo en unas condiciones inhumanas.

No es lo mismo dar a luz como un acontecimiento natural y fisiológicamanete normal que parir bajo una mirada patológica.

No es lo mismo acudir al momento del parto con miedos que sentirte segura de ti misma, convencida, sabiendo que llevas el control de la situación.

No es lo mismo parir en una acogedora intimidad que hacerlo rodeada de médicos que chillan a tu alrededor y crean un ambiente de pura adrenalina (hormona que anula la oxitocina y por lo tanto detiene el parto)

No es lo mismo un acompañamiento amoroso, cariñoso y tranquilo que una persona a tu lado pendiente del reloj y los tactos vaginales.

No es lo mismo soportar el dolor del parto tumbada en una cama que con total movilidad.

No es lo mismo el dolor de la oxitocina sintética, que anula tus hormonas naturales, incluidas las endorfinas (hormona que inhibe el dolor) que el dolor natural del cuerpo de una mujer que se siente confiada.

No es lo mismo parir de pié, con la ayuda de la fuerza de la gravedad que parir postrada en una cama, con las correas puestas y la ayuda de unos forzeps y una episiotomia e incluso una maniobra de kristeller (maniobras muy desaconsejadas por la OMS que esta más que demostrado que provocan más males que beneficios)

No es lo mismo parir al lado de una persona que te empodera con sus palabras y su confianza en ti que parir al lado de un hombre (o mujer) que te inculca miedo y te anula como parturienta postrándote en una cama atada de pies.

No es lo mismo el post-parto de un parto normal y feliz que el post-parto con un corte en el perineo por una episiotomia, una hemorragia por una maniobra de kristeller y un trauma por el trato invasivo y poco humano recibido.

No es lo mismo el recuerdo de un parto bien tratado que el recuerdo de un parto invasivo y forzado.


Podría seguir pero creo que lo voy a dejar aquí por hoy...

Tenemos tan asumido que para parir debemos estar tumbadas con una vía puesta, una epidural inyectada e incluso con la alta probabilidad de acabar en cesárea que hasta nos ha llegado a parecer normal.
Yo misma lo pensaba antes de parir a mi primera hija y empezar a informarme, incluso había llegado a pensar que había tenido un buen parto solo porque no había acabado en cesárea. Nos hemos conformado de tal manera que lo hemos asumido como normal.
Hemos llegado a desconectar tanto de nuestros cuerpos y nuestro instinto que nos hemos acabado creyendo que para dar a luz a nuestros hijos necesitamos de un médico invasivo que nos saque a nuestro hijo con instrumentos y drogas. Nos hemos conformado, sencillamente.

Por eso creo en la importancia de seguir insistiendo y seguir informando y así, aquella mujer que lo desee, sepa que sí existe otra realidad. Yo la he vivido (podéis ver aquí y aquí) y me siento en deuda con aquellas mujeres que deseen escucharme y deseen informarse. Me siento con la responsabilidad de difundir la maravillosa realidad que a muchas de nosotras nos han negado (a mi la primera) y por eso no me cansaré jamás de repetir esto una y otra vez.

y con esto no estoy poniendo en duda los grandes avances médicos que se han logrado y han salvado las vidas de tantas mujeres y bebes. Pongo en duda la necesidad de muchas de estas intervenciones en muchos de los casos. Lo que digo es que cuando no esta justificada la cesárea supone muchos riesgos innecesarios.

¿Conocéis los riesgos de algunas maniobras?
Aquí os dejo algunas:


¿Porque no nos hablan sobre los riesgos de poner la epidural? ¿Por muchos beneficios que aporten con respecto al dolor (los cuales no niego) deberíamos conocer esos riesgos para poder decidir asumiendo los pros y los contras? Solo así el parto sera nuestro. No eres mas madre ni mejor por no ponerte la epidural pero no somos borreguitos, tenemos el derecho a decidir con la verdad en la mano. 

He de admitir que desde que dí a luz a mi segunda hija en un parto increíblemente feliz y dulce me cuesta horrores oír hablar de un parto intervenido sin justificación o una cesárea totalmente innecesaria. Lo siento, no puedo evitarlo, me duele. 

Por eso siempre informaré a todas esas mamas que deseen escucharme.